3.12.13

-¿Estás viendo lo que yo veo?-


Esta noche vi la final de Project Runway Latin America. Realmente no es un programa que siga religiosamente, culpa de Glitz por ponerlo al mismo tiempo que The Amazing Race. Por si todavía existe alguien en el mundo que no conozca sobre Project Runway, en la final 3 ó 4 diseñadores presentan una docena de diseños que forman una colección, y después entre ellos se elije un ganador.

Ahora, ¿qué tuvo de especial este episodio que merezca hablar de él? No el hecho de haberlo mirado desde la cama, muy repatingada y cómoda a pesar de que mi perro insistía en empujarme. Tampoco fue el hecho de que estos diseñadores fueran algo especial (no por criticarlos, pero no creo haber visto a la próxima Carolina Herrera o al próximo Alexander McQueen). Lo que fue diferente sobre este capítulo fue la forma en que yo lo vi.

Desde que empecé a interesarme en el mundo fatshion, la gran gran mayoría de blogs que leo son de bloggers de tallas grandes. Y ya no leo más Oh la la! o Para Ti, sino prefiero Belleza XL o Volup2. ¿Qué tienen en común? Adivinaron, en todos hay imágenes de mujeres de curvas generosas (luciendo divinas, añadiría). Tampoco suelo mirar programas de TV relacionados con la moda como Project Runway o America´s Next Top Model, así que en su mayor parte estoy desconectada del común del mundo de la moda “normal”.

Supongo que esa fue la razón por la que hoy me resultó raro ver a las modelos en las pasarelas. Las proporciones de su cuerpo, la delgadez de sus piernas y sus brazos me resultaron raros. No desagradables, ni “enfermos”. Raros. Hasta que me di cuenta que era porque mi percepción había cambiado. Lo que aceptamos como normal es lo que vemos en el día a día, la figura humana que nos parece correcta es la que se nos presenta como tal. Si todo lo que vemos en la televisión, las revistas y las páginas web que visitamos son cuerpos delgados, por supuesto que entonces un cuerpo gordo nos va a parecer extraño, y llevado a su extremo, desagradable. Pero, ¿y si lo que percibimos como normal cambia?

Yo lo hice, concientemente, y resultó de una manera que en realidad no estaba preparada para creer. No digo con esto que todos deberíamos dejar de lado a las modelos “normales” y sólo ver a mujeres de tallas grandes. Para nada. Lo que digo es que debemos ampliar nuestra percepción de lo que es “normal” para incluir a todos los tipos de cuerpos: delgados, gordos, con capacidades diferentes, transexuales, etc.

Por dictado cultural o biológico, realmente no lo sé, el ser humano está predispuesto a rechazar lo que le resulta diferente. Así que ¿qué clase de mundo podríamos tener  si todos fuéramos “normales”?


Cuéntenme, ¿qué opinan de esta experiencia? ¿Alguna vez les pasó algo similar? 


Besos,

-Gi-

4 comentarios:

  1. excelente. no existe la normalidad, prefiero la inclusión.
    "nada ha cambiado, excepto mi mirada; por eso, todo ha cambiado".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dijo alguien muy inteligente: "Es hora de que seamos conscientes de cuáles son los cristales a través de los cuales miramos"

      Eliminar
  2. The blonde girl second from left is my friend Kelly. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Please tell her that I think she´s super gorgeous!

      Eliminar

nRelate Posts Only